Células madre para reparar el corazón

Células madre para reparar el corazón

Diferenciación cardíaca de células madre pluripotentes humanas derivadas a cardiomiocitos en la matriz extracelular de un ventrículo descelurarizado. Autor: IBEC

Diferenciación cardíaca de células madre pluripotentes humanas derivadas a cardiomiocitos en la matriz extracelular de un ventrículo descelurarizado.
Autor: IBEC

Cuando una persona sufre un infarto, aunque se recupere, su corazón queda marcado para siempre. Normalmente esto sucede debido a la formación de depósitos de grasa en las paredes de los vasos sanguíneos que irrigan el corazón lo que hace que el flujo sanguíneo se vea interrumpido. De modo que hay una parte del corazón que se ve privada de oxígeno durante un período de tiempo y, a consecuencia de esto, las células cardíacas de esa zona mueren. El problema es que el cuerpo no es capaz de generar nuevas células cardíacas después de haber sufrido un ataque al corazón, así que se forma una cicatriz y el órgano se ve resentido para siempre.

Las enfermedades cardiovasculares son un problema importante de salud global, son la principal causa de muerte en todo el mundo. Muchas veces la zona cardíaca afectada tras un infarto es tan grande que el paciente necesita un trasplante de corazón para poder vivir. Si bien los trasplantes son muy efectivos y, hoy en día, es la mejor alternativa no están exentos de riesgo. No todos los corazones son válidos para trasplantarse y, de los que si lo son, no todos son válidos para un paciente determinado. Además, aunque el donante sea compatible con el paciente no se puede evitar que el sistema inmune del receptor detecte el nuevo órgano como un agente extraño y lo ataque en lo que comúnmente conocemos como “rechazo”. Leer más