¿Qué relación pueden tener las células madre con el Párkinson?

images

Imagen de Soledad Retiro con licencia Creative Commons

El Párkinson es un trastorno neurodegenerativo crónico que conduce con el tiempo a una incapacidad progresiva debido a la destrucción progresiva. (1) Las causas de esta enfermedad aún son desconocidas, es la segunda enfermedad neurodegenerativa más frecuente (por detrás del Alzheimer) y afecta aproximadamente al 5% de la población mayor de 85 años. (2)

El 11 de Abril se ha considerado el día mundial del Párkinson. A raíz de esto la Federación Española contra el Párkinson y otras asociaciones han puesto en marcha una campaña de sensibilización donde quieren mostrar la enfermedad poniendo el acento en dos de los síntomas que más afectan a la vida diaria de las personas con párkinson: la rigidez y la bradicinesia (lentitud de movimientos) y los beneficios que la música les aporta ya que la música y el baile les ayudan a superar algunas de las barreras que se les presentan a causa de la enfermedad (como los bloqueos) y favorece la motricidad. (3)

La enfermedad de Párkinson se produce como resultado de una pérdida gradual de un tipo específico de células nerviosas, las neuronas dopaminérgicas, que están localizadas en un área del cerebro llamada sustancia nigra. Estas células nerviosas producen una sustancia química natural llamada dopamina. (4) La falta de dopamina hace que los pacientes con la enfermedad de Párkinson tengan dificultad para moverse libremente, mantener una postura, hablar y escribir.

Dado que en la enfermedad de Parkinson se ve afectada un único tipo celular bien identificado, las células madre ofrecen un gran potencial de tratamiento. La base para este tratamiento consistiría en sustituir las células que han muerto por otras neuronas dopaminérgicas idénticas. Estas neuronas dopaminérgicas se pueden obtener fácilmente en el laboratorio pero aún existen obstáculos éticos y técnicos para poder utilizar este recurso.

Las células madre también podrían ayudar a los pacientes con Parkinson en el descubrimiento  de nuevos fármacos que podrían tener un impacto mucho más amplio que las terapias celulares. Ahora es posible conseguir células madre similares a las embrionarias a partir de adultos, mediante un método llamado “reprogramación“.

Con la reprogramación a partir de una muestra de células adultas especializadas de un paciente podemos crear las llamadas células madre pluripotenciales inducidas (iPS). Estas células iPS son capaces de crear cualquier tipo de célula del organismo, incluidas las neuronas dopaminérgicas. Actualmente, los científicos crean células iPS a partir de personas con la enfermedad de Parkinson y las utilizan para crear neuronas en el laboratorio. El objetivo es conocer mejor porqué estas células nerviosas son destruidas y mueren en la enfermedad de Parkinson y utilizarlas para analizar sustancias que podrían convertirse en fármacos nuevos.

Autora: Carolina Llorente

Bibliografía

  1. Enfermedad de Párkinson. Wikipedia (2015)
  2. Un avance en la comprensión de las enfermedades relacionadas con el envejecimiento. Noticias de investigación. Instituto de Bioingeniería de Cataluña (2012)
  3. Día mundial del Párkinson. Federación Española de Párkinson (2015)
  4. ¿Qué es la enfermedad de Parkinson y qué pueden aportar las células madre? Euro Stem cell (2015)