El ictus que mató a Trajano

Estatua de Marco Ulpio Trajano en Xanten, Alemania. Fuente: Wikipedia con licencia creative commons

Estatua de Marco Ulpio Trajano en Xanten, Alemania.
Fuente: Wikipedia con licencia creative commons

La muerte del emperador hispano Marco Ulpio Trajano, como la de muchos otros personajes históricos, está envuelta en un halo de misterio y aún hoy en día sigue siendo un enigma indescifrable. Hay quien dice que lo envenenó su propia esposa Plotina para asegurar la sucesión de Adriano como emperador, sin embargo las últimas evidencias se decantan por una muerte natural causada por un ictus que segó la vida del emperador.

El ictus es el equivalente a un infarto de corazón, pero en el cerebro. Es decir, una obstrucción de los vasos sanguíneos que interrumpe el suministro de sangre al cerebro de forma que las células del cerebro pueden resultar dañadas o morir. Lo que lleva a defectos en la movilidad, el habla, el pensamiento y el sentimiento. Se manifiestan sin aviso previo y son mucho más comunes de lo que creemos; uno de cada seis españoles sufre un ictus a lo largo de su vida.

Trajano se disponía a atacar el corazón del reino de los partos cuando se produjo una grave rebelión en Mesopotamia, Palestina, Chipre y Egipto. El emperador se vio obligado a cambiar sus planes de conquista y acabar con los focos de rebelión. Fue en ese momento cuando Trajano sufrió un ictus que lo dejó paralizado y le obligó a retirarse a Cilicia.

Cuando se sufre un ictus, el daño cerebral adquirido puede ser irreparable y dejar secuelas graves, que repercutan de forma notable en la calidad de vida de los afectados. De hecho, tras padecer un ictus sólo un tercio de los pacientes se recupera totalmente, otro tercio queda con secuelas y otro tercio fallece. Además, el 25% de las personas que padecen un ictus mueren durante los 30 días siguientes. Hecho que cuadra con el tiempo que transcurrió desde que Trajano sufrió un ictus paralizante hasta que murió.

El ictus es una enfermedad cardiovascular, con lo que muchas de las medidas que reducen el riesgo de sufrir enfermedades del corazón son útiles para prevenirlo. Esto no es más que llevar un estilo de vida saludable como dejar de fumar, realizar actividad física, comer variado, mantener el consumo de alcohol dentro de los niveles recomendados y reducir el estrés. Por eso se considera muy probable que el estilo de vida de Trajano favoreciera la aparición de esta dolencia, no dormía demasiado, era un gran bebedor de vino y le gustaba el buen comer.

Si bien esta es una enfermedad que han padecido muchos personajes históricos como Góngora, Lenin o Fellini sigue siendo una realidad actual. Hoy en día el accidente cerebrovascular es la principal causa de discapacidad adulta, aunque se considera que la mitad de ellos se podría evitar con un estilo de vida saludable y con el tratamiento adecuado.

Actualmente existen programas de rehabilitación que ayudan a los sobrevivientes del ataque cerebral a volver a aprender aptitudes que se han perdido cuando se daña parte del cerebro. Por ejemplo, estas aptitudes pueden incluir la coordinación de los movimientos de las piernas con el fin de caminar o llevar a cabo los pasos involucrados en cualquier actividad compleja. La rehabilitación también le enseña a los sobrevivientes nuevas maneras de realizar tareas para sortear o compensar cualquier discapacidad residual.

Sin embargo, como se trata de una enfermedad muy heterogénea no todos los pacientes responden del mismo modo al tratamiento. En este sentido, desde el grupo de Procesamiento e Interpretación de Señales Biomédicas del IBEC se está llevando a cabo un estudio en colaboración con el instituto Guttmann para mejorar el sistema de rehabilitación actual.

Como la parálisis debida a un ictus es hemipléjica, que solo afecta a una mitad del cuerpo, con este proyecto se busca conocer cómo funciona la transmisión de la información desde el cerebro hasta el lado no afectado para poder volver a enseñar los movimientos correctos al lado afectado. Si bien hay una similitud en cómo todas las personas dirigen los movimientos de sus extremidades cada persona transmite la información de un modo diferente. Lo que se persigue con este estudio es encontrar un método para ajustar la rehabilitación a las necesidades personales de cada paciente.

Bibliografía:

5 ictus ilustres a lo largo de la historia (2015) Federación española de daño cerebral (FEDACE)

¿Qué es un ictus? (2016) Observatorio del ictus

Expertos aconsejan un estilo de vida saludable para prevenir el ictus y la discapacidad (2015) Europa Press

Guía de práctica clínica sobre la prevención primaria y secundaria del Ictus (2016) Grupo de trabajo GPC sobre la prevención primaria y secundaria del Ictus

Rehabilitación posterior al ataque cerebral (2016) National Institute of Neurological Disorders and Stroke

Van den Brule, A. (2015) Infiel, bebedor, andaluz y uno de los grandes gobernantes de la historia. El Confidencial